O Chan da Ferradura

Coñecemos, a través de GARCÍA QUINTELA e de SANTOS ESTÉVEZ, a existencia dunha rocha con petroglifos que foi interpretada polos autores citados como "el lugar de investidura de un jefe local que hipotéticamente podría extender su poder por todo el valle del Bajo Barbantiño y probablemente tenía su residencia en el gran castro de San Cibrán de Las. La ceremonia, consistente en poner sus pies sobre las huellas de la roca, tenía por objeto garantizar la fecundidad mágica de sus tierras." (GARCÍA QUINTELA, MARCOS ESTÉVEZ: "Alineación arqueoastronómica en A Ferradura", en Complutum 15. Páx. 68).